Cancion del mes

Loading...

domingo, 4 de marzo de 2012

EL DESTINO


Hay veces que piensas: vale, tengo una vida, bien, normal,con mis amigas y amigos, mi novio, mis padres, hermana, en fin, una vida que vale, esta bien.
Pero, un día te enfadas con tu mejor amiga, lleváis nueve años juntas, y un día discutís por tu propia culpa, dices cosas que no tendrías que decir, pero las dijiste y jodiste la relación.
Entonces, quitas el poster que te regaló por tu cumpleaños, las fotos de la pared, marcos, en fin, todo lo que te recuerde a ella, y te echas a llorar por que te has dado cuenta del error que acabas de cometer.
No sabes que hacer, no quieres hablar con ella ni con nadie, solo lloras y mientras escuchas música, esa música que solo te hace pensar en todos los buenos y malos momentos que habéis pasado juntas, y que por un simple error, no puedan volver a pasar. y ahí es cuando te preguntas :
¿El destino me dice que no voy a estar con ella?
Si las cosas pasan, es por algo.
El destino se relaciona  con la teoría de la casualidad que afirma que, si «toda acción conlleva una reacción, dos acciones iguales tendrán la misma reacción», a menos que se combinen varias causas entre sí haciendo impredecible a nuestros ojos el resultado. Nada existe por azar al igual que nada se crea de la nada. Todo tiene una causa, y si tiene una causa estaba predestinado a existir desde el momento en que la causa surgió. Debido a que la inmensa cantidad de causas es impensablemente inmensa, nos es imposible conocerlas todas y enlazarlas entre sí.
Es decir, que si nosotras nos peleamos es porque nuestro destino dice que no tenemos que estar juntas, o, que si si queremos estarlo, hay que arreglar esto.
Ya han pasado tres meses desde que me pelee con ella, la semana pasada, llame a la casa para solucionar este conflicto, y lo único que paso fue que la madre dijo:
-No quiero que hables con ella: y colgó.
Nuestro destino es, o una amistad imposible, o directamente olvidarnos de todo lo que fue nuestra gran amistad.
 Hay veces que piensas, vaya mierda de destino me ha tocado, pero no se puede elegir lo que quieres que pase, y lo que no, por lo que si quieres algo, consíguelo por tu cuenta, no esperes a que llegue hasta ti.

No hay comentarios: